_________________________________________________________

LAS FIESTAS DEL ANGEL (LA VAQUILLA)
_________________________________________________________


Comienzo de la Vaquilla del Ángel
 

El rezo de la Salve es el inicio oficial de la fiesta, aunque no es hasta la primera hora de la tarde cuando se inicia popularmente. Cuando el reloj da las cuatro y media, el alcalde sale al balcón del Ayuntamiento para proclamar: “¡Vaquilleros, la Vaquilla es vuestra!, que suene el campanico”. Se refiere a una pequeña campana que se halla en el tejado del Ayuntamiento y que sólo suena en esta ocasión. Pero sin duda, el mayor momento de emoción es el de ponerle el pañuelo al Torico, pues todas las personas de la plaza vibran en ese momento de clímax, momento en que la plaza estalla de júbilo y las charangas suenan a tope, propagando la alegría de tres intensos días de fiesta. La fiesta en la calle Los turolenses se echan a las calles y las 19 peñas inician sus actividades tanto en sus locales (ubicados en diferentes calles y plazas de la ciudad y cuya entrada es libre para todos los visitantes), como por las calles con sus respectivas charangas. En los locales de las peñas se come, se bebe y se baila con las diferentes orquestas en una verbena interminable.

 

El Domingo 

 

En la tarde del domingo todos los peñistas y gran cantidad de turolenses se concentran en la Plaza de Toros para conocer los cuatro toros que recorrerán las calles de Teruel el lunes y para celebrar la tradicional merienda. Peñistas, grupos familiares y de amigos probarán el rico “regañao” de jamón o de sardina junto a otras delicias, que regarán con abundantes bebidas. En este acto es cada vez más habitual que los asistentes a la plaza lo hagan disfrazados, lo cual le da un mayor colorido, si cabe, a la fiesta. 

 

Las Vaquillas 

 

Durante las noches del sábado y del domingo se celebran en la plaza de toros suelta de vaquillas pertenecientes a las más afamadas ganaderías tanto locales como nacionales, también se puede disfrutar de un toro de fuego cada una de las noches. Los Ensogados El lunes de la Vaquilla el protagonista es el toro, ya que a las 5 de la mañana se produce la espectacular la salida del primer toro a la plaza. Uno a uno, los cuatro toros ensogados se trasladarán desde la Plaza de Toros hasta la Ronda, acompañados por cientos de corredores. Los toros de esta fiesta no van sueltos por la calle, sino que van amarrados por cuerdas que se conocen como la Soga y la Baga. Los toros llevan ya la soga puesta, anudada a la testuz. Es impresionante la salida del toro de los toriles con toda su fuerza y verle envestir a un muñeco de paja, en ese momento se le añade la baga  que es otra cuerda que limita más los movimientos del toro. Hay un grupo de personas que son los encargados de realizar todas estas labores, son los miembros de la soga y la baga; personas que respetan y aman al toro y que lo dominan para evitar percances a los vaquilleros. A las 11 de la mañana, serán los más pequeños, acompañados casi siempre por sus abuelos, los que puedan disfrutar de pequeños becerros ensogados en la plaza del Torico. A partir de las 18:00 h. los toros ensogados corridos por la mañana recorrerán las calles del centro.

El final de la fiesta
 

 

A la fiesta se pone fin con una gran traca, la quitada del pañuelo al Torico y las verbenas hasta que la noche acaba cuando ya despunta el sol del martes.